Al final, el verdugo de Argentina en la final de Brasil 2014 estuvo desocupado apenas 24 horas

El mediocampista ofensivo alemán que convirtió el 1-0 ante la Selección en el Mundial brasileño, es el jugador estrella del PSV Eindhoven de Países Bajos. Libre del Borussia Dortmund, firmó contrato por dos años y será compañero de un argentino.