La sonrisa de Schwartzman en Roland Garros: «Esto sigue y estoy jugando un huevo»

Exultante, el Peque que no sabe de límites e imposibles sabe que superó una barrera. Espera por el ganador de Sinner o Nadal.