Nadia Podoroska, de vivir de prestado a aprovechar la neurociencia y la meditación para llegar a los octavos de final de Roland Garros

La rosarina, sensación en el Grand Slam parisino, recién hace un par de meses que pudo alquilarse un departamento. Competía en Europa alojándose con quien la recibiera.