El fútbol 5 quiere volver al ruedo tras meses sin trabajar

Siguen las reuniones de diversas entidades deportivas con el Intendente Municipal Miguel Fernández. Esta vez se trata de los propietarios de las “canchitas” de fútbol 5 que, desde que comenzó la cuarentena, a finales de marzo, han tenido sus puertas cerradas y piden una apertura.

Días atrás el propio secretario de Gobierno Municipal, Gustavo Marchabalo, había confirmado que “está sobre la mesa la posible apertura de las canchas de fútbol 5 que forman parte de una actividad que hace tiempo está con las puertas cerradas”. “Personalmente pienso que es una actividad que podría llevarse a cabo con determinados protocolos y restricciones, pero, por supuesto, esto depende de las decisiones del equipo de Salud”, había señalado.

Por su parte, ayer Guillermo Ruiz, secretario privado del Intendente, le confirmó a La Opinión que dicha reunión llegará en el mediodía de hoy. Dijo que en un principio se iba a realizar a la mañana pero por agenda municipal se pasó para el mediodía. Allí el jefe comunal se reunirá con algún delegado de este grupo de propietarios.

En la región

El fútbol 5 ya ha sido habilitado en algunas localidades de la provincia de Buenos Aires como así también en La Pampa.

En Salliqueló se habilitaron varios deportes de contacto, con un estricto protocolo y apelando a la responsabilidad social. Es así que deportes en grupo como básquet, vóley, hockey y fútbol 5 ya tienen vía libre en la vecina localidad.

Aquí las esperanzas están latentes y un paso importante, sin dudas, se dará en el mediodía de hoy.

Fuente de trabajo

Algunos de los propietarios de estos espacios deportivos dejaron expresas sus opiniones en las redes sociales. Desde La Canchita FC en su momento se leyó: “Seguimos esperando que nos dejen trabajar. Se presentó en su momento el protocolo para cuidar a todos los jugadores, teniendo mucha precaución y atento a cada detalle, así y todo no tuvimos respuesta positiva para abrir las canchas. Se habilitaron restaurantes, gimnasios, grupos de entrenamientos… creo que el señor Intendente junto al secretario (NdR: es director) de Deportes tendrían que considerar que ya es momento de dejarnos trabajar, porque detrás de un partido de fútbol 5 hay empleados que están sin cobrar, dueños que tienen que pagar alquiler, impuestos, luz…”. En otras localidades la alternativa del “fútbol metegol” fue una posibilidad para que estos lugares tengan movimiento y así sus propietarios puedan volver al trabajo.