Gran campaña de Estudiantes

Estudiantes Unidos no dejó dudas en el campeonato oficial de la Liga Pehuajense de Fútbol correspondiente al año 1988 y se quedó merecidamente con el título en un torneo muy corto, con 10 participantes divididos en dos zonas y un Petit Torneo final. Sin embargo en principio pareció que no sería el representante local en una nueva edición del Torneo del Interior que organizaba el Consejo Federal de A.F.A.

Se conversó con dirigentes de diferentes instituciones lugareñas, pero todos manifestaron que sus clubes no estaban en condiciones, dada la situación económica que se vivía, de afrontar una inversión de la envergadura que demandaba participar en el famoso Regional.

RIVALES

Cuando en Pehuajó todavía no había decisión sobre si participaría o no, sus rivales habían confirmado su presencia desde hacía un lapso importante. Fútbol Club Tres Algarrobos por la Liga del Oeste; Sarmiento de Pigüé por la Liga de Coronel Suárez; Fútbol Club Emilio V. Bunge por la Liga Villeguense; Monumental por la Liga de Trenque Lauquen, y Club Social y Deportivo Guglieri, de la ciudad de Daireaux, pero representado a la Liga de Bolívar, serían los adversarios en caso que Pehuajó decidiera finalmente entrar.

REUNIONES

Las reuniones seguían y la decisión no se tomaba. Se sabía que no sería posible hablar de costosos refuerzos de otras ligas ni de categorías profesionales, por lo que la Liga Pehuajense, con el objetivo de no perder por ausencia la plaza que tenía asignada en dicho torneo, decidió asumir la responsabilidad formando un seleccionado con futbolistas locales que, sin lugar a dudas, tenían un alto nivel respecto a la región. Estudiantes Unidos puso el nombre y afrontó también la situación, por lo que Pehuajó logró mantenerse presente.

TÉCNICO Y PLANTEL

Héctor Francisco Martiarena asumió como técnico y nombró un primer plantel de 21 jugadores, siendo éstos: Hugo Pizarro, Patricio Carrica, Pablo Bajo, Guillermo Martínez, Juan José Paredes, Dardo Pascual, y Sergio Roura de Deportivo Argentino; Aníbal Folgar, Guillermo Salanitro, Marcos y Juan Garaventa, y Pablo Castillo de Estudiantes Unidos; Miguel y César Lamanna, y Mariano González de Calaveras; Fabián Micieli y Rubén Omar Tolosa de Maderense; David Del Valle de Defensores del Este; Fabián Gorraiz de Unión de Curarú; y Mario Borrego y Carlos Tolosa de San Martín.

Paredes y Martínez, incorporados por otras instituciones de la región, dejaron el plantel, sumándose en sus lugares: Ricardo Tom (Deportivo) y Mario Ramírez, aquel lateral que había jugado el Regional del ‘86 para Estudiantes pero aun pertenecía a Calaveras.

CASACA

Respetando los colores de la Liga Pehuajense, se asignaron dos casacas para el torneo. Una a bastones verticales celestes y blancos, es decir la tradicional de la selección local, y otra blanca con vivos celestes en cuello y puños, y una banda celeste cruzando de izquierda a derecha.

LA CAMPAÑA

El representativo pehuajense cumplió una gran campaña aunque no arrancó bien. El 2 de octubre de 1988, en su debut como local, cayó ante Monumental de Trenque Lauquen por 1 a 0, gol convertido por Bustos de penal a los 78 minutos.

Pero a partir de allí, el elenco albiceleste sumó 7 victorias consecutivas que lo ubicaron como único líder faltando apenas 2 fechas.

La seguidilla incluyó los siguientes triunfos: 1 a 0 como local sobre Deportivo Guglieri, equipo donde jugaban los pehuajenses: Guillermo Martínez, Miguel Romero y Pablo Bajo; 1 a 0 como visitante sobre Fútbol Club Tres Algarrobos, 1 a 0 en Pehuajó sobre el gran candidato, F.C. Bunge; 2 a 0 como visitante sobre Sarmiento; 1 a 0 sobre Monumental en Trenque Lauquen, 3 a 2 sobre Guglieri en Bolívar, donde los deroenses jugaban como locales y 5 a 0 sobre los verdes de Tres Algarrobos en Calaveras, triunfo este último que le permitió quedar en la cima de las posiciones con 14 puntos (en ese tiempo se otorgaban solo dos puntos por victorias), distanciándose de Fútbol Club Bunge que cayó en Trenque Lauquen por 3 a 1 y quedó segundo con 12 puntos. Monumental, tras vencer a los de Bunge también se sumó a la lucha en la vanguardia, totalizando 11 unidades.

FECHA CRUCIAL

La novena fecha fue crucial, porque dado como estaban las posiciones, Estudiantes debía visitar a su escolta en General Villegas, mientras que Monumental visitaría a Sarmiento.

Los dos puntos de ventaja que llevaban los pehuajenses no parecían una garantía ante la fuerza que mostraban los de Bunge como locales. Las chances del representativo de Villegas eran muchas si lograba vencer a Estudiantes, porque igualaría la primera posición y, en caso de seguir iguales al final, se definiría la clasificación por diferencia de goles.

Cuando líder y escolta se enfrentaron en Villegas, Estudiantes tenía 14 goles a favor y solo 3 en contra, mientras que Bunge tenía 16 a favor y 6 en contra, es decir que la diferencia todavía favorecía a los de Pehuajó.

EL CHOQUE

Monumental hizo lo suyo y goleó a Sarmiento por 4 a 1 sumando 13 puntos. En Villegas terminó el primer tiempo sin goles pero al comienzo del segundo tiempo, Martínez puso en ventaja al local. Pese al mal arbitraje, Estudiantes buscó el empate y un cabezazo de Carrica que se estrelló en uno de los palos, pudo haber coronado esa búsqueda, pero no se dio. El local aguantó el resultado y Estuantes, con 10 hombres por expulsión de Castillo, no pudo igualar, quedando ambos equipos con 14 puntos en la tabla, uno más que Monumental.

ÚLTIMA FECHA

La diferencia de gol jugaría un papel importante. Nadie dudaba que los líderes vencerían a sus respectivos rivales en la última fecha y por muchos goles, pero en Pehuajó casi no había esperanzas porque Buge jugaba como local ante los de Tres Algarrobos, que no solo eran los últimos de la tabla con un solo punto, sino que apenas tenían un gol a favor y 21 en contra en 9 partidos.

El Torneo se suspendió por una semana y el 11 de diciembre, Estudiantes recibió a Sarmiento, aunque sin su técnico Martiarena que había renunciado por razones particulares, y en su reemplazo estuvo Jorge Galiani a cargo del plantel.

El representante pehuajense cumplió con su parte y goleó a Sarmiento en Pehuajó por 4 a 1, pero en Villegas, los locales se impusieron por 8 a 0 y clasificaron por diferencia de gol.

LOS NÚMEROS:

Estudiantes Unidos jugó 10 partidos, de los que ganó 8 y perdió 2, marcando 18 goles y recibiendo 5. Pablo Castillo y Rubén Omar Tolosa, con 4 goles cada uno fueron sus máximos anotadores, César Lamanna y Juan Garaventa anotaron en tres ocasiones cada uno, mientras que Patricio Carrica y Miguel Lamanna, marcaron en dos oportunidades respectivamente.

Próximo sábado: Defensores del Este en el Regional de 1989/90.