Unos 700 usuarios de la Cooperativa ya acumulan tres facturas impagas

Alrededor de 700 usuarios ya acumulan 3 facturas impagas del servicio que brinda la Cooperativa de Electricidad de Trenque Lauquen, como consecuencia del deterioro económico que ha generado la pandemia de Covid-19.

El número no es todavía alarmante para el organismo local, que atiende a 24.000 usuarios en todo el distrito, pero ha comenzado a encender alarmas ya que por una normativa del gobierno Provincial -que se suma al congelamiento de tarifas decretado por el Ejecutivo Nacional- se podrán acumular hasta 6 facturas sin pagar, antes que desde la entidad local se proceda al corte de servicio.

Por otra parte, si la prórroga de estos decretos extiende su validez en 2021, podrían verse afectadas futuras inversiones de infraestructura, tanto para el servicio eléctrico como el de telecomunicaciones.

De todas maneras, el gerente de la Cooperativa de Electricidad, Claudio Venturi, dejó en claro que hasta este momento y pese a todas esas medidas, el servicio está asegurado por varios meses más, aunque aclaró que desde la entidad ya han otorgado financiación y anticipó que cuando estas medidas se levanten, todos los casos deberán ser analizados y estudiados para que los usuarios abonen las deudas que se hubieran acumulado.

Sin corte y sin aumento

“Hay una disposición en la Provincia que a cierto tipo de usuarios no se le puede cortar el servicio hasta con 6 facturas impagas. Pero es sólo para algunos casos especiales, que existen, pero son muy pocos realmente” explicó Venturi. Aunque aclaró que “el día que esto se normalice volveremos al sistema de corte con dos facturas impagas, ahora pasamos a seis, no sé si Provincia va a adherir a Nación que extendió el plazo a diciembre y con siete facturas impagas”.

Más adelante, el dirigente cooperativista que fue entrevistado por el programa “La Letra Chica” de Radio Omega, agregó más datos al respecto: “Con más de 3 facturas impagas debemos tener entre 600 y 700 usuarios” sobre un total de 24.000 que atiende la entidad local.

De hecho, reconoció que la Cooperativa tenía planificado un aumento para estos meses, que no pudo llevar adelante: “Pensábamos hacer un ajuste del orden del 15 por ciento en internet y telefonía pero no se pudo hacer por el congelamiento tarifario”.

Efectos de la pandemia

Desde que comenzó la pandemia, muchos sectores se han visto perjudicados económicamente, y en ese sentido, la Cooperativa ha sido una caja de resonancia a la hora de atender situaciones de particulares y empresas. “Se ha dado mucha financiación. Cuando arrancó la pandemia nos encontramos con comercios que no trabajaron, usuarios particulares también. Por eso se ha dado una financiación con cuotas a partir de los vencimientos de noviembre, todo eso lo absorbió la Cooperativa, más o menos la deuda generada es cercana a los 8 millones de pesos, parece mucho pero por esa deuda la Cooperativa no va a dejar de funcionar” aclaró Venturi.

La aparición del Covid-19 y las medidas de aislamiento, hicieron también que se detenga la planificación de obras de infraestructura: “Cuando empezó la pandemia frenamos todas las inversiones hasta julio, hoy tenemos un plan de inversión interesante, pero son inversiones a largo plazo, como la del transformador de Transba que significará más de 4,3 millones de dólares de inversión, que se terminaría cerca del 2024” afirmó el dirigente local.

Pero gracias al trabajo de planificación anterior, actualmente esta situación complicada “no afecta a la prestación de servicios, podríamos aguantar un par de años sin inversión pero después sí, el servicio se resentiría mucho. Pero venimos trabajando hace mucho en proyectos a dos años hacia adelante y eso hace que hoy podamos aguantar brindando servicios sin problemas por un buen tiempo”.

Venturi también marcó que planificar en telecomunicaciones “es difícil porque el costo de inversiones que son muy dinámicas es en dólares. Y respecto del área de venta de artefactos aclaró que “está trabajando bien, pero hay muchos problemas con la reposición de mercadería”. “Siempre trabajamos con un stock para sostener la venta unos 4 meses y hoy bajó a la mitad por esta situación”, dijo.