Estudiantes tras un objetivo claro

Estudiantes Unidos, coronado como nuevo campeón del fútbol lugareño en 1986, había aceptado hacer uso del derecho de representar a la Liga Pehuajense en el Regional, anual evento fiscalizado por el Consejo Federal de A.F.A., donde debutaría el 19 de octubre de dicho año, integrando un grupo junto con: Ferro Carril Oeste de Trenque Lauquen, Atlético Argentino de Tres Lomas, Independiente de Coronel Suárez; Atlético Villegas, y Fútbol Club de Tres Algarrobos. Una zona mucho más accesible desde el punto de vista geográfico debido a que no deberían recorrer tantas distancias como le había tocado a San Martín en la edición anterior.

El albinegro local, hacía su primera presentación en tan encumbrado certamen y sus predecesores, vale decir: Calaveras, Maderense, Deportivo Argentino, y San Martín, habían cumplido campañas entre discretas y decorosas, pero nunca habían podido superar la primera fase clasificatoria. Por eso Estudiantes iba por esa primera conquista: pasar a la segunda fase del torneo.

LOS TÉCNICOS

Se trabajó mucho en búsqueda de refuerzos, se hicieron contactos e incluso se habló de nombres ilustres, se trajeron jugadores a prueba pero tras la abultada derrota por 7 a 2 en un amistoso preparatorio ante Ferro de Trenque Lauquen, todos los planes se trastocaron.

Llegaron luego el arquero profesional Oscar Pezzano, surgido de la época más gloriosa de Estudiantes de La Plata hasta entonces, y los juveniles de River Plate Carlos Candia y Ariel Beltramo, pero ninguno llegaría a integrar el plantel albinegro en el Regional.

A tres semanas del inicio del torneo, el técnico Jorge Franco, que había llevado a Estudiantes a ganar el campeonato local ese año, presentó su renuncia y la situación se complicó aún más.

En consecuencia, el señor Felipe Santos, ex jugador de Estudiantes Unidos que había sido convocado en principio como asesor técnico, se hizo cargo del equipo, pero como el mismo no podía radicarse en nuestra ciudad, se acordó la contratación de un ayudante para que se ocupara de entrenar el plantel en ausencia de Santos, recayendo el nombramiento en la figura de otro técnico profesional, el señor Héctor Francisco Martiarena.

Con los técnicos colaboraría un grupo integrado por: el profesor Fernando Camiolo a cargo de la preparación física, el kinesiólogo Félix Cavalieri, el médico Dr. Emilio Terrasa, Julio Gómez como masajista, Alfredo Guinzo como utilero, y Enrique Carpignano a cargo de las tareas administrativas.

LA LISTA

Trabajando contrarreloj y sin descanso se consiguieron refuerzos de gran jerarquía y en tiempo y forma se presentó la lista de buena fe que incluía, entre los 31 inscriptos: 3 arqueros, 8 defensores, 14 volantes, y 6 delanteros. En esa lista aparecían reconocidos valores como Del Fabro y Mantovani que habían sido importantes refuerzos para la obtención del campeonato local de ese mismo año, pero que difícilmente podrían llegar a integrar el reducido grupo de trabajo del que saldría el equipo titular.

REFUERZOS

Como refuerzos procedentes de otras ligas, estaban solamente los tres jugadores de Olimpo de Bahía Blanca, pertenecientes a la Liga del Sur, siendo éstos: los volantes Miguel Ángel Suárez y Ramón Mansilla, y el delantero y goleador Raúl Daniel Schmidt, quienes habían llegado a jugar campeonatos Nacionales de primera división de A.F.A., en 1984 y 1986, y una Liguilla Pre-Libertadores en ese último año, siempre con Olimpo, aunque Schmidt había jugado también el Campeonato de Primera de A.F.A., 1985/86, para el Deportivo Español y Mansilla había jugado para Colón de Santa Fe en las temporadas de 1980 y 1981 en la división superior del fútbol argentino.

En cuanto a refuerzos locales habían quedado incluidos, el puntero de Deportivo Argentino Dardo Pascual, el delantero de Defensores del Este Rubén Omar Tolosa, y cinco jugadores que habían actuado ese año para Atlético Calaveras en el torneo local: el arquero uruguayo Pablo Lutz, los defensores Walter Junco y Mario Ramírez, el volante Miguel Ángel Olivera, y el habilidoso volante ofensivo incluido a último momento: César Antonio Lamanna.

PROBLEMÁTICO DEBUT

El 19 de octubre en el estadio “José Esteban Garré” de Deportivo Argentino, Estudiantes debutó en el Regional con un equipo integrado por: Lutz, Junco, Jorge Civelli, Alberto Leiva, y Ramírez, Olivera, Suárez, y Mansilla; Luis Ángel Civelli, Schmidt, y Pascual. Un equipo que agradó a la afición local y en el que depositó grandes esperanzas.

Pero las cosas arrancaron mal, porque el rival, Ferro Carril Oeste de Trenque Lauquen disputó el partido bajo protesta basando la misma en que el arquero uruguayo de Estudiantes no tenía la documentación personal que exigía el reglamento.

El partido se jugó bajo esas condiciones y la visita sacó provecho, imponiéndose por 2 a 1, por lo que no necesitó la protesta, pero Lutz no pudo jugar durante el resto del torneo, haciéndose cargo de la valla el juvenil Hugo Fernando Pizarro.

LA CAMPAÑA

Luego de caer en el debut ante Ferro por 2 a 1, Estudiantes igualó 1 a 1 con Atlético Argentino en Tres Lomas, venció por 1 a 0 como local a Atlético Villegas, empató 2 a 2 ante Fútbol Club Tres Algarrobos como visitante, partido en el que Schmidt no logró sacar provecho de la ejecución de un tiro penal, y cerró la rueda con un empate sin goles en Pehuajó ante Independiente de Coronel Suárez.

En la segunda rueda perdió por 2 a 1 con Ferro en Trenque Lauquen, derrotó por 3 a 1 a Atlético Argentino como local y cuando parecía que había aparecido el equipo en toda su dimensión, sufrió una categórica derrota en Villegas ante Atlético por 5 a 1. Los dos últimos partidos también fueron derrotas: 2 a 1 como local ante Fútbol Club e idéntico resultado como visitante ante Independiente.

LOS NÚMEROS:

Estudiantes Unidos disputó un total de 10 partidos, de los cuales ganó 2, empató 3 y perdió 5. Marcó 12 goles y le marcaron 17.

Raúl Daniel Schmidt, el popular “Ruso” que había llegado como refuerzo procedente del fútbol bahiense, fue el goleador del equipo con 6 conquistas. Los otros seis goles fueron convertidos por Luis Ángel Civelli, César Lamanna, Dardo Pascual, Pablo Castillo, Guillermo Salanitro y Ramón Mansilla.

Próximo sábado: Gran campaña de Deportivo Argentino en el Regional 1987/88.

FOTO 1: Estudiantes Unidos. Parados: Suárez, Leiva, Ramírez, Junco, Pizarro y J. Civelli. Hincados: Olivera, C. Lamanna, Schmidt, L. Civelli y Mansilla.