Una «infestación severa de piojos» pudo haber provocado la muerte de una niña de 12 años

Creen que tuvo piojos, en forma intermitente, durante tres años seguidos. Y eso le ocasionó una anemia severa que derivó en su fallecimiento.