Sanyo y Stupa se coronaron en Menorca

Levantaron su primer título de la temporada venciendo a Bela y Tapia en una final de Menorca 100% argentina. El destacado deportista de nuestra ciudad y el catamarqueño habían doblegado a Galán y Lebrón, en una semifinal en la que cosecharon elogios por su destacada actuación.

Sólo una pareja podía conquistar el Estrella Damm Menorca Open 2020. Una única dupla que para ello debía ganar la gran final, la final 100% argentina. Los últimos ganadores de un torneo, Fernando Belasteguín y Agustín Tapia, cara a cara con Sanyo Gutiérrez y Franco Stupaczuk, que buscaban su primer título del curso.

Confirmando su buen estado de forma arrancaron el partido Sanyo y Stupa. Sin apenas cometer errores y en el punto de oro del segundo juego, se hacían con el primer break del partido. Y con serias dificultades lograban consolidar esa ventaja para colocarse 3-0 en el luminoso. Iban a aprovechar esa renta a la perfección, y a base de pegada y sobre todo precisión, lograban cerrar la primera manga en 35 minutos con un 6-3.

Sufriendo conseguían defender su primer saque Bela y Tapia en el segundo episodio. Cada vez con mejores sensaciones se adelantaban con un quiebre en el cuarto juego, pero recuperaban inmediatamente lo perdido Stupa y Sanyo. En el sexto, las tablas lucían en el marcador. Un Franco descomunal y un Sanyo demostrando su mejor versión sobre el 20×10, se acercaban a su primer título rompiendo el saque de sus rivales en el noveno, pero respondían de la misma manera Bela y Tapia. Décimo juego y empate en el luminoso. Tras unos compases frenéticos con intercambio de breaks y contra breaks incluido, Sanyo y Stupa finiquitaban la final con un 7-5. Primer título de la temporada para Sanyo Gutiérrez y Franco Stupaczuk.

UNA SEMIFINAL QUE SOLO DEJÓ ELOGIOS

Belasteguín y Tapia llegaban a su segunda final consecutiva tras vencer a Galán y Lebrón, en una semifinal no apta para cardíacos. Un juego de lujo que tapó de elogios a Tapia y el destacado deportista pehuajense, Nº 1 por dieciséis años consecutivos, que dejó bien en claro que aún tiene demasiado hilo en el carretel.

Duelo de infarto para decidir la última pareja finalista del Estrella Damm Menorca Open. Un enfrentamiento entre los últimos campeones del circuito, Fernando Belasteguín y Agustín Tapia, y la pareja más en forma de la temporada, Juan Lebrón y Alejandro Galán.

Con las ideas claras entraban a la pista los número 1 del torneo. A base de la pegada que les caracteriza y a un ritmo vertiginoso, se hacían con el control y el dominio del partido. Un break en el segundo juego iba a encarrilar la manga a favor de Lebrón y Galán, y con esa ventaja desde el inicio iban a avanzar firmes hasta finiquitar la manga. Al resto, en el octavo, se hacían con un 6-2 con el capítulo.

La película iba a ser muy diferente en el segundo, en el que la reacción de Bela y Tapia llegaría en forma de break en el tercer juego. Con un Bela muy sólido en defensa y un Tapia desplegando todo su potencial sobre el 20×10 se colocaban hasta 4-1 en el luminoso los argentinos. Aunque recuperaban uno de los quiebres los españoles, era demasiado tarde y en el punto de oro del décimo, empataban la contienda con un 6-4 Fernando y Agus.

Ese resultado impulsaba a los argentinos, que seguirían esa buena dinámica en el set del desempate. Rompiendo el servicio de sus rivales en el tercer juego, sentenciaban prácticamente la manga. Y es que desde ese momento, Galán y Lebrón no conseguirían hacer frente a sus rivales. Con un 6-2, Fernando Belasteguín y Agustín Tapia se colaban en su segunda final consecutiva. Fuente: World Pádel Tour.