“Queríamos volver y la pandemia aceleró todo”

Sofía es oriunda de América y nunca cortó el lazo con su pueblo a pesar de los años. Estudió obstetricia y medicina, y hasta mitad de este año trabajaba en el Hospital San Martín de la capital bonaerense. Madre de dos hijos Martín (7) y Alfonsina (1), la idea de pasar una hora arriba del auto a la mañana para llevarlos a la escuela y a la guardería y otra hora a la tarde para retornar a casa comenzó a hacer ruido y alentar la decisión de emigrar.

“Calidad de vida”

“Siempre fui muy apegada del pueblo, en lugar de mirar el pronóstico de La Plata, miraba el de América” dice desde el otro lado del teléfono en diálogo con este diario.

Destaca que en las ciudades grandes la oferta laboral es importante, pero cuando se tienen hijos las prioridades cambian. “Mi marido es de La Plata y siempre nos costó tomar la decisión final de salir de la ciudad, pero la pandemia aceleró todo, nos hizo pensar sobre la calidad de vida nuestra y de tus hijos”.

La rutina en La Plata era “vertiginosa, me levantaba a las 6 y estaba 1 hora en el auto hasta llevar a los chicos a la escuela y a la guardería, los pasaba a buscar hacía mandados como podía y llegaba a las 18 ó 19 horas. Para dar una vuelta en bicicleta con ellos me tenía que ir al Parque Pereyra que son como 10 kilómetros”.

La Plata, dice, es una ciudad con mucha inseguridad “nos cuidábamos de las entraderas, hacíamos un despliegue de seguridad lo mismo con el cajero. Esas cosas aún las conservamos, nos pasó los primeros días ir al cajero automático acompañados y mirar para todos lados” ríe cuando lo recuerda y aunque La Plata le dio, dijo, una casa, un auto y un buen empleo, buscamos calidad de vida. Qué le ofrezco a mi hijo, los padres siempre cansados y arriba del auto, eso no era bueno”.

Agradeció a la Municipalidad que la ayudó con todos los trámites para volverse a América. Cuando llegó en julio, su ciudad estaba en Fase 5 mientras ellos en La Plata estaban en Fase 1 encerrados. “Nos sorprendió que la gente andaba en la calle y mi nene me preguntaba si podíamos andar en bicicleta en la calle”, destacó.