“La gente tomo más conciencia aseguradora”

Javier Moro es un productor de seguros de una extensa trayectoria en Trenque Lauquen. Él fue entrevistado por La Opinión en una interesante nota a través de la cual brindó detalles sobre sus inicios en la actividad en la firma familiar que fue fundada en la década del ‘50 por su abuelo, Lindolfo Ramos, y que más de siete décadas después sigue siendo una de las compañías con mayor trayectoria en el sector.

Al respecto, sostuvo que con el paso del tiempo la gente fue tomando conciencia de la importancia de contar con una cobertura de seguros y destacó que los bienes a asegurar se han diversificado.

Inicios

Sobre sus inicios en la actividad, Moro recordó que “nuestra oficina la arrancó mi abuelo en la década del ‘50. Tenemos más de 70 años en la actividad aseguradora. Estuvo mi tío, mi madre y desde 2005 estoy yo al frente de la oficina. Una trayectoria bastante larga que viene de familia. Y este año también arrancó mi hijo así que somos cuatro generaciones en el rubro. Lo recibimos como una herencia familiar que supimos continuar porque, sinceramente, es algo que nos gusta mucho”.

Por otra parte el entrevistado sostuvo que “estos últimos años nos hemos orientado más a lo que es agroseguros para dar respuesta al productor agropecuario con seguros contra granizos, de implementos agrícolas, ART y todo lo necesario para que el productor tenga la seguridad, la solución y respaldo a toda su actividad”.

Cambios

Además, Moro se refirió a los cambios en la actividad experimentados a lo largo de tantos años y remarcó que “algo que sucedió fue que la gente fue teniendo más conciencia aseguradora. La gente está más consciente de proteger sus bienes porque hoy cada vez es más difícil tener, por ejemplo, una casa propia. Entonces, la asegura no sólo contra robo sino también contra incendio, por ejemplo”.

Y añadió: “Todo lo que es electrónico también se asegura. Al igual que el tránsito de objetos electrónicos. Y en eso se ve que se tomó mucha conciencia. Y en el sector rural también ha variado mucho. Recuerdo que mi abuelo, cada vez que cerraba una póliza en la parte rural, celebraba tres días porque las tasas y las comisiones eran muy generosas. Hoy por hoy, y debido a la competencia, las tasas bajaron mucho, las alícuotas son diferentes y entonces la gente va incorporando al seguro como un costo mas”.

En este sentido, detalló que “hay seguros para la siembra, por ejemplo, ante los riesgos climáticos, granizo, helada, vientos. Porque perder una cosecha por no pagar un seguro pone en riesgo la subsistencia del productor para el año siguiente. Por eso se fue incorporando el hábito de seguir con el seguro como un costo fijo más”.

Cobertura

Por otra parte, Moro reconoció que “a partir de cada suceso desgraciado hay una reacción de la gente a tomar cobertura. Puede ser por el granizo o un incendio, por ejemplo. Porque la reparación de una granizada en un auto es un costo bastante alto, entonces la gente prefiere cubrirse contratando un seguro.”

Y añadió que “por ejemplo, cada vez que hay un incendio de una casa, esa semana la gente consulta y empieza a cerrar pólizas.

Sucedió con el accidente de Elsa Serrano, los días posteriores tuvimos una ola de consultas y cierre de pólizas y básicamente lo atribuyo a eso porque no se venía dando en las semanas anteriores”.

Actualidad

Con respecto a la situación actual, el productor de seguros sostuvo que “como sucede en otras actividades, el sector de los seguros está muy golpeado. Primero porque el bolsillo de la gente está cada vez más flaco, hay incertidumbre. Y, por el otro lado, las compañías están cada vez más complicadas con el costo de las reparaciones. Por ejemplo, reparar un guardabarros de un auto cuesta 15 mil pesos. Entonces, esos costos que tiene que afrontar las compañías son bastante altos. Y a eso hay que sumarle la inflación. Y las compañías no pueden reacomodar los precios todas las semanas. Entonces, en lo que tiene que ver con seguros automotores, las compañías pagan más de lo que reciben. Y compensan esos resultados con otros rubros. Y de seguir así va a ser muy complicado para muchas compañías de seguros”.

A nivel local

En cuanto al impacto de la pandemia en el sector, Moro indicó que “a nivel local no se ha registrado baja en las pólizas, algunas bajas hubo por la situación económica pero, en líneas generales, se mantiene. En Capital Federal sí hay mucha gente que, al no poder transitar, ha bajado la cobertura y se ha notado mucho más. Pero acá no se ha registrado una baja sustancial. Al menos eso es lo que vemos en nuestra oficina”, concluyó.