“Se ha extendido la apertura, pero no hay circulación de gente”

Ya no es novedad que uno de los rubros más perjudicados por la pandemia y por el aislamiento social establecido para evitar la propagación del Covid-19 ha sido el gastronómico. Restaurantes, bares y salones de fiestas se han visto duramente golpeados por esta situación.

Y si bien son muchos los que han desarrollado proyectos alternativos hasta poder volver a trabajar como lo hacían antes de la pandemia, no son pocos los que señalan que la situación actual es insostenible.

“Es una incertidumbre total, estamos de mal en peor, con la economía quebrada. Por supuesto, yo hablo de forma personal, pero en el rubro todo se vive más o menos igual”, contó a La Opinión Héctor López, propietario de un conocido bar céntrico, añadiendo: “Creo que la gente empezó a tomar mayor conciencia luego de los (casi) 100 casos positivos en el distrito y, a pesar de que nos han permitido abrir hasta la 1 de la mañana, prácticamente la gente no sale. Quizás las personas se estén abocando a otra cosa con lo que no gastan en salidas, quizás lo vuelcan en la casa. Porque se está reactivando la construcción y se está trabajando muy bien en venta de electrodomésticos, pero la gente no está invirtiendo en salidas”.

Preocupados

En este sentido, el vecino señaló: “Estamos sumamente preocupados, porque más allá de que se han extendido las aperturas no hay circulación de gente y la incertidumbre es porque sabemos donde empezó todo, pero no sabemos donde termina ni qué es lo que va a pasar. Y todo es muy dinámico y va cambiando semana a semana. Pero tenés que tener la gente que consuma para bancar los gastos, y está muy difícil. Yo estoy sumamente preocupado y con un futuro bastante incierto. Se están destruyendo las economías y los contagios no sólo no aflojan, sino que se agravan. Pero hay que seguir para adelante, no queda otra”.

Con estos mismos conceptos coincidieron otros comerciantes del rubro quienes señalan que es imposible continuar manteniendo un negocio cuyo mayor rédito está basado en la asistencia de gente la cual, por las razones consabidas, hoy está limitada.