Morir a los 28 años: Jochen Rindt, el único campeón póstumo de la Fórmula 1, a medio siglo de su trágico final

Tenía una esposa modelo y una hija pequeña cuando se mató en Monza, en septiembre de 1970. Un mes después, su nombre quedó entre los consagrados en la categoría.