Fiesta clandestina en La Matanza con 150 invitados y autos de alta gama

Unas 150 personas fueron demoradas luego de que la Policía Bonaerense irrumpiera en una fiesta clandestina celebrada en La Matanza, en plena cuarentena por coronavirus, y la Justicia investiga si participaron dos oficiales de la fuerza.

La reunión tuvo lugar este domingo a la madrugada en una quinta de González Catán, y la División de Tráfico y Drogas Ilícitas de La Matanza intervino en el lugar, según se informó.

Los agentes secuestraron 40 mil pesos en efectivo, mesas de juego, bebidas alcohólicas y equipos de música. También incautaron 50 autos, algunos de ellos de alta gama.

La Policía demoró a las 150 personas (93 hombres y 57 mujeres) que participaban de la reunión social, prohibidas en territorio bonaerense desde el inicio de la cuarentena. Sin embargo, casi todos ellos quedaron liberados, con la sola excepción del dueño de la vivienda, un hombre de 34 años.

En sintonía con el decreto que estableció la cuarentena en todo el país, los participantes de la reunión fueron imputados por violación del artículo 205 del Código Penal.

En caso de que la causa avance, están expuestos a penas que van de los seis meses a los dos años de prisión, por violar “las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Entre los participantes de la fiesta clandestina se encontrarían dos policías. Es por ello que interviene en la investigación la división de Asuntos Internos de la Bonaerense. (DIB) FD