Un chico de 13 años

Un chico de 13 años murió el jueves por la noche tras resultar baleado en el rostro con un disparo de un fusil cuando se encontraba con dos amigos en una vivienda de Daireaux, en un aparente hecho accidental.

Por razones que se investigan, Cipriano Andrés Falgestein (13) sufrió una herida de arma de fuego en la cara y fue derivado de urgencia al Hospital. Al ingresar al nosocomio el chico ya no presentaba signos vitales.

El hecho quedó a disposición de la Fiscalía de Responsabilidad Penal Juvenil N° 2 del Departamento Judicial Trenque Lauquen. (Fuente: Diario de Rivera)